dilluns, 21 de juny de 2010

Cuando todo parece perdido...

Cuando todo parece perdido y la etapa de aceptación, que no resignación, casi estaba consolidada, entonces aparece la oportunidad de probar algo.
"No pierdes nada en probarlo" me dicen y así es.
El ruido será mi eterno villano. Ahora es el momento de volver a aprender a defenderme.


9 comentaris:

  1. Cuando todo parece perdido, la vida vuelve más fuerte que nunca mostrando que únicamente está todo perdido cuando esta ya no está: en la muerte.

    ResponElimina
  2. Maria como siempre con su optimismo, perdido, demonos oportunidades como defensa para no perder. En esa partida quiero seguir jugando.

    ResponElimina
  3. Ainsss... Deseando llegar a esa etapa de aceptación... a la que creí haber llegado y hoy he comprobado que no. Besos!

    ResponElimina
  4. No pierdes nada, o pierdes más y luego vuelta a aceptar..

    ResponElimina
  5. María. Este post es totalmente personal, incluso aquellos que puedan creer que me conocen (realmente hay alguien que lo crea?) solo pueden intuir a qué me refiero. Con la expresión "cuando todo parece perdido" me refería a mi problema auditivo con el ruido que me provoca dolor con niveles de ruido normales para la mayoría, pero excesivos para mí.
    Y sí, la pérdida de todo lo que representa vivir es la irremediable muerte, pero "todo" tiene su inicio y su final. Así está establecido. Gracias por tus comentarios.

    ResponElimina
  6. Ex-compi. Perder forma parte de la vida, y hay que aprender a que perder no siempre puede traer malas consecuencias. A veces, me gusta perder a alguien de vista. A veces es necesario perder para poder ganar otras cosas. Gracias por tus comentarios. Espero no perder a nadie que visita el blog debido a lo que escribo en mis posts, pero tampoco está en mi mano que eso suceda.

    ResponElimina
  7. India. Aceptarse a uno mismo, aquellas facetas que no nos gustan, que nos desagradan, que nos incomodan, es un ejercicio que debemos hacer en todo momento, sin bajar la guardia. Nuestra autoestima depende de ello, quererse a uno mismo, es el principio para estar bien con los demás y con todos los seres.
    Un beso para desear que esa fase de aceptación llegue, depende de ti, de tu gestión emocional, y eso sin duda puede aprenderse. Es necesario formase, leer los textos adecuados, meditar, reflexionar, relajarse, autoescucharse...

    ResponElimina
  8. jordim. En realidad, nada se pierde. En realidad, las cosas cambian, y lo que uno debe hacer es adaptarse a los cambios, y afrontarlos de la mejor manera posible, con la mejor actitud.
    Gracias por tu comentario.

    ResponElimina