dilluns, 21 de febrer de 2011

Las cosas que pasan... para no volver jamás

En ocasiones la oportunidad solo sucede en un preciso y único instante.
Piensa que ya ha sucedido. La dejaste pasar. Lo siento.
Una oportunidad perdida puede cambiarlo todo...
 

4 comentaris:

  1. Hay oportunidades que se pierden sí, pero y las que están por ocurrir? Esas también hay que mirarlas para no dejarlas marchar como las otras.

    Un beso Jordi.

    ResponElimina
  2. Una oportunidad perdida puede cambiarlo todo...o no.
    La cuestión es que cuando uno recuerda esas oportunidades perdidas con nostalgia, sólo piensa que hubiera sido mejor no dejarla pasar, pero por suerte o por desgracia (no sé hacia qué lado me inclino más) eso nunca lo sabremos.

    ResponElimina
  3. India. Yo tengo muy claro que la percepción de la realidad, de nuestra vida, del mundo me hace ver las cosas de una forma o de otra.
    Creo que hay oportunidades que una vez pasadas, no hay forma de volver atrás. Pero también pienso que cada momento, cada instante está formado por un cúmulo de oportunidades por ocurrir. Centrarse en lo que dejaste atrás y no aprovechaste, o especular lo que pudo ser y no fue jamás no es demasiado constructivo, está muy claro.

    Mis posts no reflejan lo que pienso y lo que siento, solo son reflexiones que me gusta expresar. Hay quien confunde mi blog con un espejo de mi. Esto me ha traido alguna sorpresa agradable, pero también confusiones y desengaños. Por eso no publico con regularidad.

    Un beso India. Gracias por estar ahí.

    ResponElimina
  4. FlorVenenosa. Las oportunidades están allí donde las queramos ver. Hay quién le cuesta mucho ver oportunidades por venir, y solo ve aquellas que pasaron y que desaprovechó. Si uno se centra en eso, verá la vida como algo gris y amargo. En cambio, hay quién ve una oportunidad perdida como eso, algo que no aprovechó, pero sin darle más importancia de la que tiene, ya que el presente y futuro le esperan con nuevas oportunidades y retos, ya sean casuales o buscadas.
    En definitiva, que la actitud, la forma de pensar y sentir, lo cambia todo. Eso es lo que creo.

    Un beso FlorVenenosa. Gracias por dejar este comentario.

    ResponElimina