dimarts, 9 de febrer de 2010

Aislados

Si pretendes conocerte a tí mism@ desde el aislamiento, la reclusión, la meditación solitaria no haces más que recrearte en tus creencias limitadoras y prejuicios aprendidos. Solo es en la relación con el otro donde realmente puedes ser consciente de tus reacciones, tus emociones, en definitiva, de aquello que en verdad eres. No te aisles.

6 comentaris:

  1. Una verdad como un templo de grande!!! Es verdad... Siempre nos aislamos (yo la primera) cuando intentamos reflexionar o preguntarnos el porqué de muchas cosas... Y es un fallo. Lo resumiste muy bien.

    Un beso!

    ResponElimina
  2. COmpletamente de acuerdo, lo he podido comprobar, aislarse es muyyyy malooooo.

    ResponElimina
  3. Totalmente de acuerdo! Uno no puede aislarse para conocer la "verdad" que hay dentro de uno mismo, tiene que enfrentarse a la realidad. Aunque depende, a veces durante el día sí que está bien tener un tiempo a solas para reflexionar y pensar en uno mismo. Pero convertir el aislamiento en un modo de vida para descubrirse a uno mismo, pues no lo veo. Gracias por haberme hecho pensar en ello. Un besito, F.

    ResponElimina
  4. India. Yo me he aislado durante muchos años, es lo que he aprendido. El problema es que después, cuando quieres cambiar, cuando quieres tener "amigos" no sabes ni cómo ni dónde ni cuando... puede parecer ridículo, absurdo, pero así es. Es en la relación con el otro, cuando hablas, cuando ríes, cuando lloras, cuando te sinceras y cuando te enfadas, que puedes saber lo que eres, si pones "atención plena" por supuesto.
    A mi, me falla la relación con la gente, porque no aprendí a desenvolverme cuando era el momento, estaba aislado.

    ResponElimina
  5. Miss Poulin. Primero, me gustaría que supieses que aprecio mucho tus comentarios, quien ha estado aislado saber apreciar aquel que piensa en uno y dedica unos segundos a mostrar interés, el que sea, unas linias de texto, una llamada, un abrazo (qué curioso, a mi solo me sucede lo primero).
    Y no te aisles más, no te conozco, pero seguro que tienes mucho que ofrecer a quienes tengan la suerte de estar a tu lado.

    ResponElimina
  6. F. Claro que sí, somos interacción, somos relación, somos lo que somos en el momento en que nos relacionamos con las personas de nuestro entorno. Uno puede mirar hacia dentro y decir que es esto o aquello, pero realmente es lo que muestra cuando está compartiendo con los demás su presente. Momentos de soledad, de calma y silencio son necesarios, pero nunca como modo de vida.
    Un besito F.

    ResponElimina