dijous, 15 d’abril de 2010

One Stroke Dragon

La vida no es muy diferente a un dragon One Stroke Dragon, de la misma forma que el trazo del pincel no puede borrarse, cuando las cosas suceden no hay vuelta atrás.

[Autoretrato - Nara (Japón) Abril 2010]

Cuando parecía que el trazo de una persona especial iba a dibujar grandes lineas profundas en mi presente, de repente, el pincel se rompió.
Con gran tristeza, uno debe aceptar los trazos que le depara el futuro, aunque no sean los que desea.
No hay Yin sin Yang, no hay pincelada de tinta negra sin papel en blanco.

Solo me queda decirte adiós Celina.

8 comentaris:

  1. El desamor es fruto del deseo.

    ResponElimina
  2. Qué bonito viaje! Tengo ganas de ir a Japón. Bonito post también. Nos vemos por aquí!

    ResponElimina
  3. La persona se va, pero nos deja su pintura ;)

    ResponElimina
  4. Aún cuando decimos adios, no es un adios definitivo, hablemos siempre de un hasta luego... Además a los recuerdos si que nunca se les dice adios!!! :)

    ResponElimina
  5. Ex-compi. ¿Y quién habla de desamor? Yo no. Los huecos de información que no tenemos, los llenamos con nuestra imaginación. Curioso ¿no? jajaja
    Para mí, esta persona es una amiga especial, alguien con la que he conectado desde hace poco tiempo. Pero de pronto, se va a trabajar a otro país. Gracias por pasarte por el blog Ex-compi!

    ResponElimina
  6. Marta M.Q. Ha sido un viaje corto pero intenso el de Japón. Gracias por pasarte por aquí y por dejar un comentario. Una abraçada.

    ResponElimina
  7. niña imantada. Tienes razón. En la mayoría de ocasiones las personas que pasan por nuestra vida, y me refiero a "amigos o amigas" en los que confías más, aquellos que seleccionas porque conectas, solo permanecen durante un tiempo, una etapa, una temporada. Esas personas especiales a veces incluso puede ser que solo coincidas unos días, o una conversa, ¿quién sabe? Ser consciente de ello es de vital importancia, puesto que nada permanece para siempre. Y claro, siempre te queda la huella que han dejado en ti, la interacción que hubo, tal y como lo viviste. Pero tampoco es aconsejable vivir del recuerdo distorsionado que nos ofrece nuestro cerebro. Hay cosas que simplemente hay de dejarlas ir.
    Gracias por pasarte por aquí niña imantada!!!

    ResponElimina
  8. mariola. Tienes toda la razón. Nunca sabes cuando alguien puede volver a entrar en tu vida, cuando pensaste que ya no volvería a pasar. ¿Así que por qué no decir un "hasta luego"?
    Los recuerdos los gestionamos según somos, y siempre son visiones distorsionadas de aquello que fue según nuestra interpretación. Olvidar los recuerdos no es aconsejable, pero vivir de ellos aun lo es menos. Hay cosas que simplemente hay de dejarlas en el pasado, cerrar una etapa, y vivir el aquí y ahora.
    Gracias por tus comentarios mariola. Un beso.

    ResponElimina