diumenge, 18 d’abril de 2010

Principio de ...

Las cosas no saldrán como tu quieres o deseas, ni como habías imaginado.
Solo existe incertidumbre, que inicialmente puede asustar pero que si piensas detenidamente es tu gran aliada.

6 comentaris:

  1. ensayar es de cobades, que venga todo como tenga que venir :)

    ResponElimina
  2. mariola. Gracias por tu comentario. Y sí, que venga todo como tenga que venir y que seamos capaces de disfrutarlo o afrontarlo con optimismo.

    ResponElimina
  3. Sin incertidumbre la vida no sería misteriosa y aventurera! ;)

    ResponElimina
  4. Marta M.Q. Yo quiero incertidumbre en mi día a día. Sinó ¡Què aburrido sería todo!
    Gracias por tu comentario.

    ResponElimina
  5. Si todo va bien y es predecible, nos aburrimos. Si la incertidumbre reina nuestro día a día, muchas veces nos entran los siete males, alias, el miedo.
    Para mí lo ideal sería una combinación de ambas: certeza para las cosas importantes de la vida, esas que nunca se dicen y son las más importante ;) e incertidumbre para todo lo demás.

    Un beso, Jordi!

    ResponElimina
  6. niña imantada. Estoy de acuerdo en que si supieramos todo los que nos viene ¡Qué aburrida sería la vida!
    Pero la vida es incertidumbre, aunque eso nos asuste, es así. Pero es más tranquilizador (y necesario) pensar que las cosas sucederán como esperamos.
    Para mí las cosas que nunca se dicen pueden ser un "te quiero" desde el alma, en el momento justo a la persona que está a tu lado, un "te necesito" a una persona de plena confianza en un mal momento de tu vida, o un "dejar un post en tu blog ha sido uno de los mejores momentos del día" a alguien que apenas conoces en el mundo de los blogs pero que así lo sientes.

    Un beso niña imantada!

    ResponElimina