divendres, 29 de gener de 2010

Las esperas

Durante las esperas es cuando escribo.
Ahora mismo llevo una hora de espera, rodeado de gente desconocida, esperando mi turno y escribiendo.

6 comentaris:

  1. Esperando turnos, hay turnos q nunca llegan, espero q no sea el caso, te acompaño? no tengo sueño..
    ( Desdibujarse, eso me ha gustado.. )
    Un beso..

    ResponElimina
  2. Durante las esperas yo escucho música o leo, pero es más probable que esté leyendo.

    Un beso Jordi… Que estés bien.

    ResponElimina
  3. una más. Y ¿Cuales son aquellos turnos que no llegan y que deseas que lleguen? Lo siento, me gusta preguntar.
    Gracias por ofrecerte a acompañarme, pero ¿a qué? supongo que una compañia bloggera.

    Esperar algo de alguien, a veces te lleva a conflictos contigo mismo. Me refiero a un gesto, a un e-mail, a un llamada para saber qué es de tí, esas cosas que se suponen que hacen los amigos (para el que los tenga) ¿Por qué? porque evidentemente esperaste y no sucedió nada. Así que no esperar nada acaba siendo lo que uno aprendre.
    Un beso.

    ResponElimina
  4. Valentina. Yo casi no leo y escuchar música es algo que no puedo hacer como quisiera. Así que durante las esperas, en el médico por ejemplo, me gusta escribir algun posts nuevo, algun pensamiento, algun microrelato.

    Un beso a tí también Valentina. Espero que estés bién igualmente.

    ResponElimina
  5. Muy positivo si, si..
    Dicen q es la mejor opcion, quien no espera no se decepciona, yo en cambio se ve q no aprendo.. siempre espero algo y es lo q de alguna manera me mantiene en cierto modo en mi camino, en cual? no se, pero es el q elijo.. el q quiero en cada momento y cuando ya deja de sorprenderme el paisaje salto al sendero contiguo donde seguiré esperando, asi hasta q encuentre.. entre tanto yo también puedo ser algo q los demás esperen en un momento dado.
    Hacerte compañía a que? pues si supongo que solo soy un puñado de letras a tu modo de ver.
    Las cosas para las q se espera turno y nunca llegan, pueden ser infinitas.. una sonrisa, una mirada en concreto, un abrazo, un beso..demasiadas.
    Aún así seguiré esperando.
    Un beso bloggero

    ResponElimina
  6. una más. De ninguna manera es la mejor opción. La mentalidad "budista" del "no deseo" para llegar a "qué sé yo" estado de nirvana es totalmente falsa. No esperar para no decepcionarse. La decepción genera frustración, conflicto y el motivo es la interpretación que hacemos del silencio de aquel o aquella del cual esperamos alguna cosa. Quizás esté pasando un mal momento, quizás tiene mucho trabajo, quizás no se acuerda de tí o tan solo la vida le lleva por otros caminos...
    "No esperar acaba siendo lo que uno aprendre" si uno se equivoca, evidentemente. No diré que a mí nunca me ha pasado, pero por eso es importante darse cuenta de la libertad de decisión de como afrontamos cada situación que se nos presenta. Y puedes cambiar.

    Me ha gustado el intercambio de suposiciones (yo supongo una 'compañia bloggera' y tu supones que para mí eres un puñado de letras).
    ¿Vés como las suposiciones nos condicionan? quiero aclarar que mi frase tenía cierta ironía, pero hacia mí (nunca hacia tí). ¿Por qué? porque si hay algo que no se me dá bién es conocer gente y que acaben siendo "amigos o amigas" (con todo el amplio significado que lleva el término amistad). Lo acepto, lo reconozco y estoy haciendo algo para que cambie, te lo aseguro.
    Y soy consciente que detrás de ese "puñado de letras" hay una persona, con emociones, sentimientos, ilusiones y miedos, fortalezas y virtudes, defectos (adorables o no), deseos y esperas de cosas que no llegan (o tal vez sí, ¿quién sabe?)
    Así que te mando un abrazo y un beso (por aquí tendrà que ser bloggero, pero repito ¿quién sabe?) ;)

    ResponElimina