dimecres, 6 de maig de 2009



La percepción de aquello que llamamos realidad queda alterada por nuestros sentidos.
Luego, nuestros pensamientos la moldean y transforman hasta llegar a nuestra consciencia.
Quizás sea mejor así.
¿Quién sabe qué hay ahí fuera?


P.S. El carboncillo es mío. ;)

2 comentaris:

  1. la realidad queda hecha a medida de nuestros ojos...


    un besazo.

    ResponElimina
  2. mariona.
    Y entonces qué mejor que tener un buen filtro para que esta realidad hecha a medida de nuestros ojos nos emocione :)

    Un beso según mi realidad...

    ResponElimina